ESTRELLA FLORES-CARRETERO
MADRID

Soy psicóloga, profesora, empresaria y escritora, aunque no necesariamente por ese orden. Tengo tres novelas publicadas: «Duele la noche», «Piel de agua» y «Días de sal».

Duele la noche
Duele la noche

La nueva novela de Estrella Flores-Carretero

‘Duele la noche’

Mira el trailer
Compra “Duele la Noche”
Suscríbete por email

Estas siguiendo este blog

Únete a otros 83 suscriptores

Últimos tweets
Sígueme en Facebook
El blog de Estrella

Los celos nos matan

Por el 27/06/2013

Lo veo a menudo en la consulta: los celos de la pareja, un motivo de gran sufrimiento. ¿Cómo luchar contra este sentimiento?

celos en la pareja

Los celos no son otra cosa que el sufrimiento ante la creencia de que nuestra pareja no nos quiere lo suficiente y un temor incontrolado a perder a la persona que amamos. Hay emociones que curan y emociones que nos enferman, que causan un gran dolor y resultan estériles. En la literatura los celos han dado lugar a hermosísimas novelas, siempre desgarradas, porque los celos matan, a uno mismo y a veces al otro. Me vienen a la memoria «El túnel», de Sábato, o «Antes de conocernos», de Julian Barnes, un escalofriante relato de una mente enloquecida.

Los celos en la pareja se dan por varias razones:

1. Baja autoestima, que nos hace pensar que no valemos lo suficiente y que en cualquier momento aparecerá otra persona con mejores cualidades y nos arrebatará nuestra pareja. Los celos, en este caso, son una muestra de que no nos creemos merecedores de ese afecto.

2. Experiencias vividas. Las personas que han sido traicionadas alguna vez por alguien en quien confiaban desarrollan una personalidad celosa.

3. Imagen familiar. Es probable que una persona que haya presenciado escenas de celos en sus padres tenga más predisposición a ser celosa.

4. Trastornos psicológicos. Las personalidades paranoides, narcisistas e histriónicas tienen una gran tendencia a desconfiar continuamente de los demás y, por consiguiente, a desarrollar una celotipia.

Cómo manejar los celos

Tenemos que trabajar para eliminar este sentimiento inútil que solo nos conduce al sufrimiento. ¿Cómo?

1. Usar la razón. Hay que esforzarse en el uso de la razón, diferenciar lo que son hechos reales de lo que simplemente son imaginaciones. Conviene intentar no pensar desde la emoción o desde el instinto, tener la cabeza fría.

2. No ser controladores. Procuremos ser más tolerantes con nuestra pareja y evitar los impulsos que nos llevan a intentar perseguirla y controlarla.

3. Compartir el sentimiento. Expresemos nuestro sufrimiento a otra persona de confianza; esto hará que la emoción de celos disminuya.

4. Tomar conciencia de lo que nos ocurre e intentar descubrir los miedos e inseguridades. Hay que confiar en la otra persona y sentir que verdaderamente somos merecedores de su afecto.

5. No amenazar al otro y hablar tranquilamente con la pareja de lo que nos sucede y de nuestros miedos.

6. No culpabilizar. Evitemos ser trágicos, las inseguridades están dentro de nosotros mismos y no en el otro.

Estos pequeños consejos deberían ayudarnos a tener una vida emocional más sana. Aunque como decía Montaine, «los celos son, de todas las enfermedades del espíritu, aquella a la cual más cosas sirven de alimento y ninguna de remedio». Por eso, cuando los celos causan tal sufrimiento que somos incapaces de aplicarnos estas reglas, es necesario acudir a un profesional.

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO