ESTRELLA FLORES-CARRETERO
MADRID

Soy psicóloga, profesora, empresaria y escritora, aunque no necesariamente por ese orden. Tengo tres novelas publicadas: «Duele la noche», «Piel de agua» y «Días de sal».

Duele la noche
Duele la noche

La nueva novela de Estrella Flores-Carretero

‘Duele la noche’

Mira el trailer
Compra “Duele la Noche”
Suscríbete por email

Estas siguiendo este blog

Únete a otros 83 suscriptores

Últimos tweets
Sígueme en Facebook
El blog de Estrella

¿Tienes tiempo para leer?

Por el 05/09/2013

Se acabaron las vacaciones y con ellas las largas horas dedicadas a los libros. Se acabó el tener tiempo para leer.

Tiempo para leer

Hace unos días leí un artículo cuyo titular decía que «Los españoles leen dos horas diarias y casi 20 libros al año». Me quedé impresionada. Lástima que no me quedara en el titular, porque cuando me puse a leer la noticia, me enteré de que era un estudio entre 1.100 socios de la Fnac, o sea, que era una encuesta sobre cuánto leían los que son lectores, y no el resto de la población.

Sin tiempo para la lectura

Viene esto a cuento porque últimamente no encuentro tiempo para leer. Digan lo que digan las estadísticas. No sé si a vosotros os ocurre. Una amiga mía dice que los españoles que tenemos un empleo hacemos ahora, por el mismo precio, nuestra tarea de siempre y la de los que no lo tienen, de manera que nos pasamos más horas que nunca en nuestro puesto de trabajo.

Puede ser eso y muchas otras cosas: como la cantidad de tiempo que dedicamos a Internet, por ocio y por trabajo, la infoxicación que nos acecha desde tantos medios de comunicación y que no podemos digerir. Según algunos estudios, parece que nos pasamos cinco horas al día conectados a la Red. Esto también implica leer, claro, pero no siempre lo que nos apetece, o mejor dicho, casi nunca.

La estadística, ya lo sabemos, es esa ciencia que dice que si tú te comes dos pollos y yo ninguno, determina que nos hemos zampado un pollo cada uno. Por eso me da rabia el dato de que dedicamos dos horas diarias a esas lecturas placenteras que tanto deseo, a los libros que tengo esperándome en un montón y que miro, y siento que me miran, cada noche cuando ya no puedo más. Y me da rabia porque si la estadística es cierta, alguien se está comiendo mi tiempo de lectura, mientras que yo apenas tengo tiempo de catarlo.

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO