ESTRELLA FLORES-CARRETERO
MADRID

Soy psicóloga, profesora, empresaria y escritora, aunque no necesariamente por ese orden. Tengo tres novelas publicadas: «Duele la noche», «Piel de agua» y «Días de sal».

Duele la noche
Duele la noche

La nueva novela de Estrella Flores-Carretero

‘Duele la noche’

Mira el trailer
Compra “Duele la Noche”
Suscríbete por email

Estas siguiendo este blog

Únete a otros 83 suscriptores

Últimos tweets
Sígueme en Facebook
El blog de Estrella

La dificultad de regalar libros

Por el 02/01/2014

Regalar un libro parece fácil, pero acertar no lo es tanto. 

Regalar libros

Cuando alguien nos cuenta una historia no permanecemos indiferentes. Prestamos atención a los hechos, nuestros sentimientos de empatía se disparan, podemos notar rechazo o compasión, tal vez nos haga reír, nos llene de amor o nos provoque odio. Puede que remueva en nosotros experiencias pasadas, que nos traiga buenos o malos recuerdos, que nos incite a la acción, nos impulse a tomar partido, despierte nuestro afán protector, nos empuje a la huida. Y también es posible que nos aburra mortalmente.

Los libros conectan con nuestras emociones más profundas. Nos invitan a sentir, a vernos reflejados, a reflexionar, comparar, analizar, opinar, revivir experiencias, escarmentar en cabeza ajena… Que un libro nos guste o no también tiene que ver, y mucho, con nuestra formación literaria.

Otro factor que influye en que un libro pase a formar parte de nuestra biblioteca de favoritos es su género: hay quien prefiere los libros de viaje, quien se apasiona por las biografías, quien ama la poesía…, igual que hay quien detesta la historia, el ensayo o las memorias de políticos.

Un libro es el más personal de los regalos

A menudo, no nos atrevemos a regalar a alguien un pantalón o unos zapatos porque no sabemos su talla, sus gustos, porque es mejor probárselo, porque igual esta costura o esta horma no le convencen. En el libro entra en juego mucho más que gustos y tallas y, sin embargo, todos nos atrevemos a regalar un libro, que es sin duda el más personal de los regalos.

Ocurre a veces que compramos para el otro un libro que nos ha encantado a nosotros, y nos sentimos heridos cuando nos dice abiertamente que no le ha gustado, que lo tuvo que abandonar a la mitad o que ni siquiera lo ha leído. Antes de regalar un libro tenemos que saber ponernos en la piel de quien va a recibirlo. Así todo, aunque conozcamos muy bien al destinatario, es posible que no acertemos.

Ningún libro puede agradar a todo el mundo, pero regalar libros siempre es regalar emociones.

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO