ESTRELLA FLORES-CARRETERO
MADRID

Soy psicóloga, profesora, empresaria y escritora, aunque no necesariamente por ese orden. Tengo tres novelas publicadas: «Duele la noche», «Piel de agua» y «Días de sal».

Duele la noche
Duele la noche

La nueva novela de Estrella Flores-Carretero

‘Duele la noche’

Mira el trailer
Compra “Duele la Noche”
Suscríbete por email

Estas siguiendo este blog

Únete a otros 83 suscriptores

Últimos tweets
Sígueme en Facebook
El blog de Estrella

Todos somos críticos literarios

Por el 26/01/2014

Durante mucho tiempo, la crítica literaria fue territorio exclusivo de los críticos. Actualmente todos somos críticos literarios gracias a Internet.

Críticos literarios en Internet

Los que antaño eran todopoderosos críticos literarios, a quienes los lectores seguían en sus veredictos sobre si salvar o condenar una nueva novela, ya no están solos. Hoy cualquiera puede recomendar una lectura a un desconocido y tener más posibilidades de que le hagan caso que si fuera el mismísimo Harold Bloom.

A la hora de aceptar una recomendación literaria, siempre hemos valorado más el criterio de una amiga, un hermano o un librero. Todos nos fiamos más de alguien afín a nosotros en gustos literarios, en sentimientos o en maneras de ver la vida que del Babelia o El Cultural. Pero también los expertos eran nuestra guía, sobre todo esos a los que seguimos y consideramos independientes.

Pero desde que existe Internet, nos gusta saber qué opinan los otros antes de tomar una decisión, por más trivial que sea. Y esos otros no son precisamente personas de referencia, sino absolutos desconocidos. Hasta el punto de que si queremos reservar un restaurante o un hotel, buscamos qué dice la gente en Tripadvisor. No sabemos quién lo dice, dónde vive, cómo es, cuáles son sus intereses…, pero tendemos a confiar en quienes consideramos iguales y no en expertos o sesudos críticos literarios.

Tertulianos de ratón

Las tertulias literarias siguen existiendo, pero ahora participamos en ellas sin movernos de casa. Goodreads es una buena muestra de cómo compartir opiniones y reflexiones sobre literatura, un portal donde todo el mundo puede opinar, discutir, recomendar o criticar una novela.

El mundo editorial no tiene más remedio que acatar esta pérdida de competencias. Hoy en día, da igual que la crítica profesional se esfuerce en denostar una novela: si los lectores dicen que es buena, divertida, interesante, que engancha o está bien construida, otros lectores la leerán. Por lo mismo, puede que una reedición del penúltimo ensayo de un genial filósofo solo interese a sus nietos aunque la crítica «autorizada» lo ponga por las nubes.

Iniciativas como Goodreads son vistas con recelo por algunos editores, porque también aquí puede haber intereses encubiertos, opiniones dirigidas o bestsellers que no todo el mundo considera justos. Sin embargo, ¿hay algo más democrático que quienes tengan la última palabra sobre un libro sean los propios lectores?

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO