ESTRELLA FLORES-CARRETERO
MADRID

Soy psicóloga, profesora, empresaria y escritora, aunque no necesariamente por ese orden. Tengo tres novelas publicadas: «Duele la noche», «Piel de agua» y «Días de sal».

Duele la noche
Duele la noche

La nueva novela de Estrella Flores-Carretero

‘Duele la noche’

Mira el trailer
Compra “Duele la Noche”
Suscríbete por email

Estas siguiendo este blog

Únete a otros 83 suscriptores

Últimos tweets
Sígueme en Facebook
El blog de Estrella

¿Publicidad encubierta en las novelas?

Por el 13/05/2014

Los escritores, salvo unos pocos elegidos, apenas pueden vivir de la literatura. ¿Qué pasaría si las novelas incluyeran publicidad?

Publicidad encubierta en novelas

Leo un interesante artículo del periodista José Luis Ibáñez Ridao sobre la publicidad encubierta en las novelas. Es eso mismo que en el cine se llama product placement y que consiste en insertar un producto con su marca bien visible en un plano o que un actor lo mencione en su diálogo. Se trata de algo que todos conocemos: la protagonista se echa unas gotas de Dior antes de lanzarse a seducir al duro de la película, escribe en un ordenador de Apple o conduce con placer un BMW; el chico se toma relajadamente un Jack Daniel’s o aparca delante de un McDonald’s… Nada de eso es gratuito, todo está pagado y contribuye a reducir los elevados costes de la producción cinematográfica. Por eso hasta el mismísimo James Bond tuvo que pedirse una Heineken en vez de su mítico Martini en Skyfall.

Novelas de marca

En literatura también se ha hecho, y confieso que el artículo citado me ha sorprendido porque yo no tenía ni idea de que era algo tan frecuente y que se venía utilizando desde hacía tanto tiempo.

Todos sabemos que una marca puede definir a un personaje. No es lo mismo escribir que alguien pide un vino que describirle paladeando un Vega Sicilia; no es igual relatar, por ejemplo, que la joven miró el brazo de su compañera de mesa que decir que se fijó con disimulo en su Longines Diamonds. Es decir, que parafraseando el dicho, una marca vale más que mil palabras para catalogar a una persona.

El pago de publicidad en las novelas puede plantear varios problemas. El primero, que cualquier marca preferirá que E. L. James la cite a que lo haga un escritor minoritario. Lógico para la marca, pero injusto para todos los escritores que, a diferencia de ella, no han ganado cerca de 100 millones con su primera novela.

Otra cuestión es que Google conoce los intereses de todos los internautas, de manera que cuando leemos en un dispositivo electrónico, las referencias a una marca podrían ser diferentes para cada lector. Por ejemplo, a una persona le podría salir que la protagonista se calzó unos Louboutin y a otra unas Nike.

Me pregunto también si la vieja novela en la que el periodista aporreaba su Olivetti habrá que reeditarla diciendo que tecleaba en su Toshiba.

Y lo que es peor, si las cosas se ponen así, nadie va a querer escribir una novela que transcurra en la Prehistoria, porque ¡a ver cómo cuelas ahí una marca!

Dicho esto, que quede claro que por todas los nombres comerciales que he citado nadie me ha dado ni un euro.

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS
2 Comentarios
  1. Responder

    kevberon

    14/05/2014

    Muy interesante. Sabia que eso pasaba en las películas, pero nunca se me ocurrió que podría pasar también en los libros. Ya sabes, todos los días aprendes algo nuevo.

    Que tengas un buen día, y gracias por abrirme los ojos 🙂

    • Responder

      Estrella Flores-Carretero

      29/06/2014

      Gracias por leerme. Un saludo.

DEJE UN COMENTARIO