ESTRELLA FLORES-CARRETERO
MADRID

Soy psicóloga, profesora, empresaria y escritora, aunque no necesariamente por ese orden. Tengo tres novelas publicadas: «Duele la noche», «Piel de agua» y «Días de sal».

Duele la noche
Duele la noche

La nueva novela de Estrella Flores-Carretero

‘Duele la noche’

Mira el trailer
Compra “Duele la Noche”
Suscríbete por email

Estas siguiendo este blog

Únete a otros 83 suscriptores

Últimos tweets
Sígueme en Facebook
LIBROS-A-LA-CALLE-ESTRELLA-FLORES-CARRETERO
El blog de Estrella

Libros sobre ruedas

Por el 09/07/2016

Un año más, la campaña Libros a la Calle nos hace un guiño desde los transportes públicos de Madrid.

Los buenos lectores no saben qué hacer con sus tiempos de espera cuando no tienen un libro a mano. Por eso nos leemos la caja de cereales en cada desayuno y el Hola! en la peluquería. Necesitamos las letras como el aire que respiramos. Mirar al vacío nos parece absurdo y observar al vecino, de mala educación.

A falta de libros, el smartphone es nuestra salvación, pero también la campaña Libros a la Calle calma nuestra ansiedad por la lectura. La Asociación de Editores de Madrid nos llama a leer desde los transportes públicos. Lo lleva haciendo 19 años con sus carteles en el metro, en los trenes y autobuses. Unos párrafos sugerentes que nos abren el apetito y unos puntos suspensivos que nos dejan con ganas de más.

De eso se trata, de que los viajeros quieran descubrir al autor que los asalta desde el afiche y vayan a comprar su libro en alguno de los 12 puntos de venta del metro o en su librería habitual.

Los elegidos

La selección siempre es acertada y ligada a la actualidad. Este año no podía faltar el viejo Cervantes, que celebra cuatro siglos, y  nos seduce con un fragmento de la segunda parte de El Quijote, esa que, en mi opinión, cumple a medias con que segundas partes no son buenas porque es mucho mejor que la primera.

Y aparecen Cela y Juan Eduardo Cirlot, porque nacieron hace cien años, y porque tienen méritos para estar donde quieran. Hay un texto de Elena Fortún, la mamá de aquella Celia que amamos en la niñez, para que pensemos en los pequeños lectores que estamos obligados a formar. Unos cuantos párrafos bastan para recordarnos que tenemos muchas razones para echar de menos a Eduardo Galeano y a Rafael Chirbes. Y está Fernando del Paso, que para eso ha sido Premio Cervantes 2015, con el grotesco Paniluro actualizado, con toda su sorna y su riqueza. Y un regalo: ese poema delicioso de Luis Alberto de CuencaEl desayuno, que es, verdaderamente, para enmarcarlo.

A mí me gusta esta iniciativa porque nos abre una ventana a la fantasía, a otros mundos, otras vidas… o sea, a la literatura. Y lo hace además para salvarnos del tedioso trayecto nuestro de cada día.

Pero no basta con quedarse en el cuadro. En los libros hay muchos más fragmentos esperando para enamorarnos o para releer y constatar que ya no nos acordamos de nada. Libros a la Calle es solo el aperitivo; después tiene que venir lo mejor.

 

 

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO