ESTRELLA FLORES-CARRETERO
MADRID

Soy psicóloga, profesora, empresaria y escritora, aunque no necesariamente por ese orden. Tengo tres novelas publicadas: «Duele la noche», «Piel de agua» y «Días de sal».

Duele la noche
Duele la noche

La nueva novela de Estrella Flores-Carretero

‘Duele la noche’

Mira el trailer
Compra “Duele la Noche”
Estrella Flores-Carretero Duele la Noche Amazon
Estrella Flores-Carretero Duele la Noche en El Corte Inglés
Estrella Flores-Carretero Duele la Noche en FNAC
Estrella Flores-Carretero Duele la Noche en La Casa del Libro
Suscríbete por email

Estas siguiendo este blog

Únete a otros 83 suscriptores

Últimos tweets
Sígueme en Facebook
liderazgo-y-acoso-laboral
El blog de Estrella

El liderazgo ante el acoso laboral

Por el 14/10/2018

El acoso laboral es devastador para quien lo sufre, tiene consecuencias graves para las organizaciones y puede acarrear importantes implicaciones legales. Es misión del líder no solo actuar cuando se produce, sino evitar que suceda.

Acosar es intentar hacer daño a alguien que tiene dificultades para defenderse o que está en posición de desventaja con el agresor. El acoso laboral siempre causa un enorme sufrimiento psíquico y psicosomático en la víctima, tanto en el entorno personal como en el familiar y social y, por supuesto, daña globalmente a la corporación.

El profesor sueco Heinz Leymann estudió en los años 80 el acoso laboral y publicó su famoso Leymann Inventory of Psychological Terrorization, un inventario que permite identificar hasta 60 conductas inapropiadas en el ámbito de trabajo, una relación que conviene tener siempre a mano.

El acoso laboral o mobbing es la intimidación sistemática y prolongada en el tiempo, sea del tipo que sea, que se produce contra un trabajador, bien por un igual, por un superior o por un inferior. La persona que es acosada se siente degradada, desanimada, humillada, con baja autoestima, temerosa y sin ninguna motivación; padece estrés, insomnio, depresión, irritabilidad, sentimientos de culpa… y su sufrimiento puede somatizarse en todo tipo de enfermedades.

Detectar el acoso es importante, evitarlo lo es más

El fin de un acosador suele ser que la persona acosada abandone el trabajo. Detectarlo es función del líder, y también atajarlo cuanto antes. Pero, dados sus efectos catastróficos para las personas y las empresas, es importante evitar que llegue a producirse.

1.  El líder debe ocuparse, con los especialistas en la materia, de establecer los adecuados protocolos de prevención del acoso laboral, darlos a conocer a todos los miembros de la corporación, hablar del tema periódicamente, informar de los procedimientos para evitar y detectar el acoso, comunicar cómo canalizar las denuncias si las hubiere y cuáles serían las consecuencias para los responsables.

2. El líder debe dar prioridad a los valores que animan el espíritu empresarial, que son la confianza, la comunicación, la solución de problemas… El objetivo principal de un buen líder es crear un ambiente de trabajo abierto, ser accesible y mostrar en todo momento que las emociones de las personas son verdaderamente tenidas en cuenta.

3. El líder sabe que la responsabilidad social corporativa no se limita al exterior. Las empresas que cuidan su imagen, el medioambiente, la integración en la sociedad, deben atender primero a su bienestar interior. Para ello, hay que huir del liderazgo autoritario, la supervisión excesiva, la presión, la precariedad… Es necesario animar el trabajo en colaboración, cuidar la equidad en la promoción, establecer políticas de bienestar, ofrecer compensaciones y retribuciones justas y crear programas de acogida para los nuevos empleados.

4. Hay que formar al personal. Es misión del líder rodearse de expertos en prevenir el acoso laboral. Los cursos y las jornadas formativas deben ser una actividad habitual y recurrente en la empresa, especialmente para los directivos y responsables de recursos humanos, pero también para el resto de los empleados.

5. Un líder empresarial jamás pensará que la persona acosada se lo merece porque tiene problemas de personalidad, trastornos emocionales, desequilibrios psíquicos… Y no lo piensa porque sabe que el acoso no es un problema entre empleados, sino un problema de valores.

Un buen líder nunca espera, se anticipa, actúa antes de que se produzca una denuncia porque tiene claro que en, este caso, como en otros, lo peor es no hacer nada.

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO