ESTRELLA FLORES-CARRETERO
MADRID

Soy psicóloga, profesora, empresaria y escritora, aunque no necesariamente por ese orden. Tengo tres novelas publicadas: «Duele la noche», «Piel de agua» y «Días de sal».

Duele la noche
Duele la noche

La nueva novela de Estrella Flores-Carretero

‘Duele la noche’

Mira el trailer
Compra «Duele la Noche»
Suscríbete por email

Estas siguiendo este blog

Únete a otros 83 suscriptores

Sígueme en Facebook
emociones y networking
El blog de Estrella

El papel de las emociones en el ‘networking’

Por el 29/09/2019

Construir una red de contactos que generen oportunidades de negocio es imprescindible para crecer profesionalmente, pero conviene tener presente que el networking valioso y duradero solo es posible cuando se tiene un apropiado manejo de las emociones.

En España, los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas revelan que casi la mitad de las personas (el 45,4 %) consiguen su empleo mediante contactos, a través de familiares, amigos, conocidos…

El comportamiento no es igual en todos los sectores ni para todos los puestos, pero estas cifras nos dicen que somos más receptivos a lo que nos diga una persona de confianza que a lo que dicte cualquier algoritmo.

Resulta curioso comprobar que, en un mundo tan competitivo, lleno de headhunters, empresas de recursos humanos y redes sociales, la recomendación personal se lleva el papel protagonista. Esto es así porque la inmensa mayoría de nuestras decisiones están determinadas por las emociones.

Hay algo con lo que disfruto especialmente y es cuando presento a personas que no se conocen, las veo confiar una en la otra y decidir que van a emprender algo juntos. Eso ocurre en el MasterMind Latino, y sé que se debe a la correcta gestión de las emociones. En mi opinión, el triunfo del networking durante este evento de tres días es posible por varios motivos:

La confianza. Es el primer paso para hacer negocios. Las personas exitosas no actúan con desconfianza; primero porque genera inseguridad, y segundo porque confiar es la mejor forma de hacer que confíen en nosotros. La sociedad que queremos está basada en relaciones de confianza: confiamos en nuestra familia, en nuestra pareja, en nuestros amigos, en la empresa, en los médicos, en la policía, en los bancos… El mundo está lleno de buena gente; las excepciones son pocas.

El manejo de las emociones. Saber cómo se generan las emociones, conocerlas, autorregularse y reconocer las de los demás permite superar la timidez, enfrentar los problemas cuando se producen, tener seguridad para tomar decisiones, aparcar los egos, ser generosos y vencer los temores; es decir, alcanzar el bienestar.

La reciprocidad. Con independencia de las creencias de cada uno, hay un pasaje del Evangelio de san Mateo que debería regir nuestras vidas; no se trata de religión, sino de sentido común y justicia social: es ese texto que habla de «tuve hambre y no me disteis de comer…». Tratar a los demás con cariño, escuchar, conectar de verdad, transmitir bondad, experimentar empatía o ser agradecidos son emociones necesarias para emprender negocios con éxito. Nadie quiere embarcarse con su enemigo; todos preferimos un compañero de viaje aliado.

El verdadero interés. Hacer networking no significa adular a alguien importante. El verdadero interés debe estar en la persona y no en el cargo. El logro de cualquier evento empresarial no es firmar contratos comerciales, sino forjar relaciones duraderas, establecer vínculos emocionales y crecer juntos profesionalmente. Es decir, hacer amigos.

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO