ESTRELLA FLORES-CARRETERO
MADRID

Soy psicóloga, profesora, empresaria y escritora, aunque no necesariamente por ese orden. Tengo tres novelas publicadas: «Duele la noche», «Piel de agua» y «Días de sal».

Duele la noche
Duele la noche

La nueva novela de Estrella Flores-Carretero

‘Duele la noche’

Mira el trailer
Compra «Duele la Noche»
Suscríbete por email

Estas siguiendo este blog

Únete a otros 89 suscriptores
la experiencia estrella flores carretero
El blog de Estrella

¿Y si la experiencia no fuera tan importante?

Por el 24/03/2023

Contratar a trabajadores con experiencia ha sido un requisito habitual para los responsables de recursos humanos; es como si acreditando un pasado pudiera garantizarse el futuro. El «se busca… con al menos… años de experiencia demostrable» se ha vuelto un mantra en los anuncios de trabajo.

Y no solo es un pensamiento común entre directivos, sino también en los compañeros: «el nuevo no tiene ni idea, no se entera de nada, no sabe de qué va esto…».

Sin embargo, es posible que la experiencia no suponga ninguna ventaja para las empresas. No digo que no haya que fijarse en este aspecto, sino que debería ser uno más y que quizá no resulte tan importante. En mi opinión, las condiciones fundamentales para una nueva contratación son otras.

Repensar los requisitos

No podemos hacer una primera criba que incluya solo a quienes ya hayan trabajado en lo mismo que buscamos. A la hora de buscar un candidato ideal podemos creer que bastará con que tenga la formación adecuada para el puesto y una experiencia acreditada, pero nos estamos dejando fuera aspectos tan importantes como las habilidades blandas, esto es, personas con pensamiento crítico, capacidad de comunicación, facilidad para el cambio, resiliencia, buena gestión del estrés, organización del tiempo… El reclutamiento debe evaluar al candidato de forma holística.

Valorar la inteligencia emocional

Un aspirante «recién nacido» puede aportar un gran valor a la empresa si tiene bien entrenada su inteligencia emocional; es decir, si es capaz de motivarse a sí mismo día a día, se relaciona bien con sus jefes y compañeros, gestiona adecuadamente sus emociones y no las reprime, es empático con los sentimientos de los demás, se muestra autocrítico, desea aprender, analiza y no juzga, busca construir equipo, tiene comportamientos solidarios

Identificar el talento

Puede que tener un máster en administración de empresas sea esencial para el puesto de gestión del plan de negocio, pero no debemos dejar de lado a personas que, sin experiencia alguna, serían capaces de formarse, innovar, salirse del pensamiento grupal, trabajar rápido, ser leales…

Los candidatos sin experiencia pueden resultar valiosísimos para las corporaciones y la construcción de equipos. Y no me refiero solo a los jóvenes, también a las personas de edad, a la gente que ha pasado años fuera del circuito laboral y que necesita reincorporarse tras una pausa por enfermedad, por exigencias familiares o incluso por una condena penal leve.

Ir más allá

No existe un candidato ideal, por eso hay que estar abiertos a contratar a personas que posean conocimientos y habilidades para desempeñar un trabajo, que compartan los valores de la empresa, que muestren ganas de trabajar y de solucionar problemas, que sean adaptables.

Los equipos de recursos humanos deben ir más allá de la experiencia y valorar el comportamiento, la historia personal, la iniciativa, el esfuerzo y la capacidad para ponerse al día.

Tenemos que ser capaces de cambiar las expectativas y abrir el pensamiento a la búsqueda de candidatos que pueden aportar mucho a nuestra empresa si les permitimos demostrarlo. Gabriela Mistral, la premio Nobel chilena, decía que «la experiencia es como un billete de lotería comprado después del sorteo. No creo en ella». Yo tampoco.

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO