ESTRELLA FLORES-CARRETERO
MADRID

Soy psicóloga, profesora, empresaria y escritora, aunque no necesariamente por ese orden. Tengo tres novelas publicadas: «Duele la noche», «Piel de agua» y «Días de sal».

Duele la noche
Duele la noche

La nueva novela de Estrella Flores-Carretero

‘Duele la noche’

Mira el trailer
Compra «Duele la Noche»
Suscríbete por email

Estas siguiendo este blog

Únete a otros 94 suscriptores
la inteligencia artificial estrella flores carretero
El blog de Estrella

La inteligencia artificial y su uso responsable

Por el 19/12/2023

El avance tecnológico ha sido una constante en la historia de la humanidad, y la inteligencia artificial (IA) es uno de los mayores logros de nuestros tiempos. A medida que esta tecnología sigue avanzando a pasos agigantados, muchas personas se preguntan si llegará el día en que los humanos sean sustituidos por completo por la IA en diversas áreas de la sociedad.

Es evidente que la IA ha demostrado ser altamente efectiva en tareas específicas, superando incluso a los seres humanos en algunas áreas. Por ejemplo, los vehículos autónomos han demostrado ser más seguros y eficientes que los conductores humanos, los algoritmos de IA pueden diagnosticar enfermedades con mayor precisión que los médicos y los chatbots de atención al cliente pueden responder a las consultas de manera más rápida y efectiva.

Estos avances han llevado a algunas personas a preocuparse por su futuro laboral, teman que en un futuro cercano, los robots y los programas de IA reemplacen a los trabajadores humanos en una amplia gama de industrias, dejando a muchas personas sin empleo. Evidentemente el mundo ha cambiado, pero son las personas las que toman las decisiones sobre cómo se aplica y se utiliza.

Es una herramienta que puede ser una gran ayuda para mejorar y optimizar diversas tareas, pero hay muchas habilidades y capacidades que solo los seres humanos podrán aportar. La empatía, la creatividad, el juicio moral y la comprensión del contexto social son solo algunas de las cualidades que hacen que los seres humanos sean únicos. La IA puede aprender datos, pero no puede replicar completamente estos aspectos como la toma de decisiones complejas, emocionales, éticos y sociales.

En los últimos años, la inteligencia artificial (IA) ha experimentado un crecimiento exponencial, Sin embargo, también ha surgido la preocupación acerca de las posibles consecuencias negativas que podría acarrear si se utiliza con fines destructivos Y se vuelve peligrosa cuando es utilizada de esta manera. Por ello su avance en el desarrollo, que no es más que una acción humana deberá:

Los programadores deben ser responsables en la programación de la IA

La IA es tan poderosa como los algoritmos y los datos que la conforman. Si la utilizamos con fines destructivos, es porque los humanos la han programado para ello. Los programadores tienen la responsabilidad de asegurarse de que la IA se utilice de manera ética y responsable. No podemos separar la IA de sus creadores y desarrolladores.

Sesgos e influencias humanas

La IA aprende a través de la recopilación y análisis de datos. Si los datos disponibles para el aprendizaje contienen sesgos o prejuicios humanos, es probable que la IA los reproduzca y amplifique. Esto podría llevar a resultados perjudiciales o discriminatorios.

Los humanos tenemos la responsabilidad de garantizar que los datos utilizados para entrenar a esta herramienta a ser imparciales y representativos de la diversidad humana.

Decisiones y ética programada

La IA no toma decisiones por sí misma, sino que ejecuta las instrucciones que se le han dado. Los dilemas éticos y las consecuencias de las decisiones sobre el uso de la herramienta son responsabilidad de quienes toman esas decisiones.

Necesitamos asegurarnos de que las reglas y los límites éticos se establezcan para el desarrollo y la implementación de la IA.

La regulación y la supervisión

Los gobiernos y las organizaciones tienen la responsabilidad de implementar regulaciones y supervisión adecuadas para evitar el uso destructivo de la IA. Marcos legales y éticos que protejan a la sociedad de los posibles peligros y abusos.

Al fin y al cabo, la combinación de la inteligencia artificial y la inteligencia humana tiene el potencial de lograr grandes avances y beneficios para la sociedad en su conjunto, pero sin olvidarnos lo que decía Max Tegmark «La inteligencia artificial no es solo una tecnología, es una revolución que está redefiniendo nuestra comprensión del mundo y nuestras posibilidades como especie».

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO